Acabo de dejar a mis hijas en el en el High School. Venía riéndome por dentro porque venía con la idea de la estima, de la importancia de la autoestima en todas las personas y desde luego en los niños.

La importancia de la autoestima desde la infancia

Siempre recuerdo que yo era un niño que no tenía la autoestima demasiado alta. No es cuestión de buscar culpables. Yo creo que eran otros tiempos, otra forma de hacer en la educación. Yo me ha ocupado mucho de que mis hijas tuvieran la autoestima alta. Me reía solo porque no sé si me he pasado de frenada.

¿Un exceso de autoestima?

Mi hija mayor va a empezar ya la universidad, el College en agosto. Está feliz. Ella está contenta, todo le ha ido bien. Estaba plácidamente por la tarde, cuando llegó del colegio pintando un cuadro. A ella le gusta pintar.

Lo acabó por la noche, vino y me dijo: “Papá, ¿qué te parece el cuadro?”. Es un caballo precioso. A ella le gustan mucho los caballos. Y le dije:” Hija es una maravilla. Es una preciosidad.” La verdad es que lo es. Y me dijo: “Sí. ¿Verdad? yo creo que me ha quedado mejor que el original.”

Es alucinante. Olé, olé y olé mi niña. Ella no tiene falta de autoestima. Lo que voy a tener que empezar a trabajar es en bajarle un poco la autoestima porque me parece que me he pasado de frenada.

Bueno os lo quería contar. La verdad es que, cuando yo me reí, ella también se moría de risa. Se dio cuenta de la machada, como decimos en España, que había dicho.

Disfrutar mucho del día. Yo tengo una reunión ahora. Estoy muy contento. Espero darlo todo como dicen ahora.

Un abrazo fuerte.