Ayer me llamó por teléfono el gran jefe de una corporación de prestigio internacional. ¿Qué me dijo? Que era un fiel seguidor de mis “paseos matutinos y reflexiones” y que quería contratar mis servicios profesionales de coaching para trabajar con parte de su equipo.

Enseguida nos pusimos de acuerdo en objetivos generales y honorarios.

Yo me sentí agradecido por la oportunidad profesional que representa el proyecto, lo reconozco. Aunque sobre todo me conmovió verificar de nuevo, que mis reflexiones (al menos algunas) son compartidas y fuente de inspiración también para líderes responsables directos e indirectos, del bienestar de miles de familias. Y eso significa que se está cumpliendo silenciosamente mi propósito en la vida de contribuir a hacer un Mundo mejor, que es el propósito de muchos.

Sin duda, una nueva oportunidad para mí de impactar en profesionales, a través de mi trabajo que además es mi VOCACIÓN.

Y como es una BUENA NOTICIA, te la quería compartir porque sé que te alegras de verdad y como decían mis padres: “en Familia, también hay que saber compartir las buenas noticias”.

Bueno, pues que estoy muy contento. Y que de alguna forma pienso que tú y yo seguramente ya somos Familia, ¿no te parece? Gracias

Disfruta del día