-Me encantaría saber cómo llegaste a USA – me preguntaron ayer con curiosidad. Esta fue mi respuesta y te la comparto también hoy a ti por si te resulta de alguna utilidad:

“Un día desperté mientras miraba el fuego de la chimenea de mi bonita casa de Vitoria, sentí mi propia voz interior que me desafiaba. Entonces tuve mucho miedo a morir. Comprendí que si seguía en aquella vida de comodidades, no crecería y a mi alma se le apagaría su luz y no encontraría los puentes que mi talento y valores necesitaban cruzar para satisfacer mi pasión por el ser humano. Yo quería seguir creciendo siempre y un día poder morir en paz habiendo aprendido todas las lecciones que la vida me tenía y tiene preparadas. Yo quería (y quiero) ser como las flores y como los niños…y ser muy hermoso y querer a todo el mundo y seguramente que me quieran. Yo creo en la vida PLENA porque vivo en el AMOR. Yo soy muy sensible Zuleyka (pon tu nombre). Nunca podré agradecer lo suficiente a mi mujer y a mis hijas que aceptaran seguirme en esta conquista de lo que significa para mí ser humano.”

Gracias Zuleyka S. Bonilla

¿Cómo llegaste a USA?  - Ignacio Isusi