Con ocho huevos basta - Ignacio Isusi