Un día mi hija adolescente me envió por whatsapp un audio con una canción entrañable. Era su voz «a cappella». Ella misma la había compuesto (letra y melodía). Yo me emocioné. No conocía esta faceta tan artística de mi hija aunque de alguna forma, la adivinaba. Siempre ha sido una mujercita muy creativa y sensible, desde niña.

Luego preguntó si podía apuntarse a clases de canto. Desde aquel día, sigue con su profesora. Se pasa el día cantando por la vida. ?

La población mundial es de 7.545 millones de personas y, sin embargo, creo que no me equivoco si digo que muy pocas (desconozco el porcentaje), saben cuáles son sus mejores talentos. Si todo el mundo conociera su esencia genuina porque hubiera descubierto aquello para lo que nació, viviríamos en un mundo maravilloso.

¡Qué bueno sería que padres y profesores tuviéramos los conocimientos y actitud por querer acompañar a cada niño de la Tierra en la labor de descubrir su mejor TALENTO!. Y desde ahí, con ese tesoro en una mano y el corazón en la otra, crecer hasta el cielo y sublimar la propia existencia.

¿Sabes cuál es tu mejor TALENTO?

Puedes indagar en el recuerdo de la esencia genuina de tu infancia. Quizás hoy te lleves una maravillosa sorpresa inolvidable para toda tu vida.?