La Resiliencia

Cosas de mi vida, me encuentro alojado en un hotel con encanto cerca de Medellín (Colombia). Tumbado en mi cama, pienso en la resiliencia por culpa de un gallo con trastorno del sueño que lleva desde las 3:00am dando el turre. Ya son las 5:30am y lo empiezo a notar con afonía. ¡Qué amanezca ya por favor! ??

Los Gallos con Insomnio

Sus primeros 100 “kokorocooooos”, los ha exhalado con el pecho henchido y mucha rabia por sus ganas de despertar al mundo entero de esta superficialidad suprema que se nos ha instalado.

Y mientras doy vueltas en mi cama con la resiliencia, pienso en la oportunidad de llevarla a uno de mis paseos matutinos porque de esa capacidad de adaptarse de manera positiva a la adversidad hay mucho que decir.

Yo que soy de Bilbao, la llevo puesta de manera innata 24h?. Bromas aparte, no hay, en mi opinión muy personal, atajos ni consejos de copia pega para alcanzar la resiliencia y sí un alto compromiso con el desarrollo de la inteligencia intrapersonal (nuestra capacidad para comprender nuestro estado emocional). Ya hablaremos de ello en un paseo matutino.

Por favor que alguien lleve una melatonina o un noctamid a este gallo despertador ??. Disfruta del día.