La vida merece la pena por momentos como el que acabo de vivir hace unos minutos:

Acabo de recibir este vídeo maravilloso de mi amigo José Santiago Vázquez Rojel, en el que estrena prótesis nueva y me dice, refiriéndose a Antonio, su hijo de quince años:

“El nunca me vio correr y hoy ha sido nuestra primera carrera juntos. Ha sido muy emocionante”.

El 1 de Marzo del 2004, José tuvo que tomar la decisión de amputarse la pierna para que el cáncer terrible que le estaba matando, no acabara definitivamente con su vida.

Ningún médico creyó que aquella decisión le salvaría. Y sin embargo, contra todo pronóstico, ganó la batalla al cáncer. Hoy lo puede contar. 😀🙏

¡José eres un crack! ¡Te admiro!

Él me dice que “las barreras son mentales” y se ríe 😂,

Disfruta del día.