A mis amigos Javi y Sofía les apasiona perderse por recovecos del mundo, con sus mochilas llenas de vida y austeridad. Hoy visitan Sri Lanka. A Javi lo conocí en el ring del gimnasio. Muy duro y rocoso. Javi y su hermano Raúl, perdieron a su padre de forma trágica cuando eran unos niños. Eso no es cualquier cosa.
– Iñaki (él me llama así)! Aquí me siento vivo. Pura improvisación. Es la esencia de la vida – me grita por el WhatsApp.
Yo le confieso -¡qué envidia me dais!! De verdad. ¡Aprovechad cada segundo!
– Iñaki, un segundo es la diferencia entre la vida y la muerte- me recuerda. Y me deja noqueado de AMOR, este 11 de septiembre.

Recibo otro mensaje de mi amigo Daniel Diaz Torroba, que es excepcional. Trabaja muchísimo y adora a su familia preciosa:
-Aeropuerto de Houston 7.30 am, ponen el himno y todo el mundo para con respeto mirando al cielo/techo, en memoria a 9/11. Mis respetos al país que me ha acogido y donde nacieron mis 4 hijos.

Y pienso en el rencor social instalado en España y en la falta de patriotismo de la SOLIDARIDAD conciudadana. Y regresa mi pensamiento a USA y conmemoro a las FAMILIAS de quienes se marcharon hace 17 años, por aquel horror que cambió el mundo en un segundo. El segundo del que habla mi amigo Javi.