En mi paseo matutino de hoy, en Panamá, quería reflexionar sobre lo que significa ser humano. Lo quiero hacer porque ayer tuve ocasión de estar con un hombre brillante tanto en lo profesional como en lo personal. Una reflexión sobre lo primitivo que sigue siendo el ser humano y sobre la maldad instalada en el corazón de muchos desalmados.

 

 

Es un hombre de una gran profundidad, muy interesante. Trabajaba para la ONU, en concreto para la Interpol.  Él ha sido testigo de las atrocidades más inimaginables, barbaridades, bestialidades. El ser humano, en demasiadas ocasiones alberga una maldad terrible. Me decía que cuando se elige cruzar la puerta que conduce al mal, es muy difícil regresar al lado del bien.

El ser humano vive de forma muy primitiva

A veces, no hay retorno. Coincidíamos en que, el ser humano vive de una forma muy primitiva, con mucha infelicidad, con mucho miedo. Necesita refugiarse en muchísimas adicciones para combatir esto, sin haberse planteado realmente lo que significa ser humano y las posibilidades que ofrece el crecer como ser humano.

El amor es la clave del ser humano

Él hablaba de despertar. Coincidiremos que no todas las personas tienen la ocasión de descubrir esta posibilidad, de lo que significa ser humano a partir del crecimiento. Seguíamos escalando y llegábamos a que la clave, es el amor. Yo se lo dije, igual te parece un poco cursi lo que te voy a compartir o que soy un romántico empedernido, (que lo soy), pero yo creo que el amor es la clave del ser humano.

El ser humano si viviera de otra manera, si fuera mucho más amoroso,.. Es una pena no haber podido vivir en un momento futuro, que llegará, en el que, seguramente, el hombre a partir de ensayo – error descubra, que lo tiene mucho más fácil y le va mucho mejor, cuando se comporta de una manera buena, bondadosa en la que el amor preside el sentido de la vida.

Mi aniversario de bodas

Me estoy poniendo muy profundo. Además, hoy me ha mandado un amigo un mensaje recordándome que hoy es el aniversario de mi boda. Me olvido todos los años. Entonces, automáticamente, le he mandado un mensajito muy cariñoso de amor a mi mujer. Ella me ha contestado igual.

Espero que tengáis un día muy bonito. Disfrutad mucho que de eso se trata.