Hoy he estado con un amigo que es un gran empresario, muy buena persona y le quiero mucho. Me ha contado que ha ido ya tres veces a visitar la exposición de Auschwitz en Madrid. También que le impresionó tanto su primera visita que sufrió un mareo.

Pienso que como yo, se ha dado cuenta que cuando transitas por dolores pretéritos de la historia de la humanidad, los traes al momento presente y aprendes a ser buena persona porque ves llorar a tu corazón en soledad y sin consuelo.

Yo también quedé impactado hace meses cuando estuve allí. De igual manera que cada vez que visito el Memorial al Holocausto que hay en Miami.

Buena Persona

Me emocionó la primera vez que vi esta imagen de dos ancianos que abrazan sus almas mientras se miran y que te comparto al final de mi paseo de hoy. Traer tanto dolor y AMOR a mi memoria de manera recurrente, me ayuda a ser mejor persona. Ojalá a ti te pase igual que a mí.

Disfrutemos de la vida.