Mis hijas me dicen que una de mis áreas de mejora es aprender a ser más paciente. Aprender a gestionar esa calma o tranquilidad para esperar, que en mi caso, me resulta tan necesaria siempre.

¡Qué importante es el Kairos! Este tiempo adecuado y de calidad para emprender algo. 😀

Ahora mismo, no puedes ni imaginarte las ganas que tengo de anunciar el día, la hora y el título del encuentro que hemos organizado en Madrid para el mes de noviembre. Allí nos conoceremos en persona. Aunque ya está todo listo para ser comunicado al mundo entero, mi experiencia me dice al oído que es mejor hacerlo por la mañana. Y hoy se me ha pasado el día ajustando detalles.

Me puede la impaciencia

Así que mañana por la mañana (en España) ¡por fin!, mi impaciencia y ansiedad se diluirán como la niebla. 😂😍 Aunque ya ves, que sigo siendo muy impaciente. No he podido evitar anunciar que mañana lo anuncio.😭

¡Un sin vivir! Estoy igual que un niño pequeño la noche de reyes 😂 Es que yo disfruto mucho de la liturgia. De todos los preliminares, de lo que habita en la antesala de todo y que es fundamental para que lo demás suceda.

Quizás este post sencillo y con humor sea parte del viaje a Itaca del que hablaba Kavafis en su poema.

Disfruta del día ¡Qué nervios! 😂