El sábado, una persona que me sigue en LinkedIN me dijo que había conseguido resolver un conflicto familiar serio y de difícil solución, gracias al envío de uno de mis posts a alguien de esa familia con el que había este desencuentro.

Me alegré mucho. Testimonios como éste son los que me animan a seguir con ilusión escribiendo. Todos juntos aprendemos a hacer un mundo mejor.

Disfruta del día.