Anoche llegué muy cansado a la habitación del hotel en Panamá, después de una intensa jornada de trabajo con un cliente. Entré en el cuarto de baño y respiré aliviado al encontrarme para mi alegre sorpresa, la ropa de hacer deporte tendida sobre la ducha 😀. Te aseguro que meter ropa mojada en una maleta es como sumergir toda la maleta en la bañera 😂.

Yo la había lavado por la mañana y con las prisas me había olvidado de ponerla a secar.

Pensé en la amabilidad de quien la tendió y recordé que antes de abandonar la habitación, dejé en mi mesilla algo de dinero de propina a la persona de la limpieza, acompañada de esta nota que procuro dejar siempre que dice así: “Muchas gracias por su trabajo y por su tiempo. Disfrute del día”.

Yo creo que cuando cuidamos a los demás, con nuestro reconocimiento a su trabajo por ingrato que sea, y dando las gracias, todo suele fluir de maravilla. Bueno a mí al menos me pasa esto.

Disfruta del día.