No suelo compartir frases o párrafos “rimbombantes” que encuentro en redes. Sin embargo, hoy no puedo evitar compartir algo que he pensado en mi avión de regreso a USA. Lo cierto es que aunque desconozco la fuente, me parece que puede ser un BUEN ARGUMENTO a entregar a esa pareja, amiga, amigo, compañero de trabajo, etc que le encanta decir esta frase “Yo digo siempre lo que pienso”, y se quedan tan panchos. 😳

La sinceridad sin empatía es simplemente crueldad. Desconfía de quien manifieste “Yo digo siempre lo que pienso”. La verdad debe contemplar siempre la valoración de su posible impacto en el otro. Incluso es una magnífica opción callar si lo que vas a decir no mejora el silencio.-

Disfruta del día a pesar del incendio de la Catedral de Notre Dame.